MARCONTA COMUNICACIÓN

LA IMAGEN DE LOS POLITICOS

Y

LA  COMUNICACIÓN

 

 

 

 

En 1960, la Campaña a la Presidencia de los Estados Unidos de Norteamérica, enfrento al Vicepresidente Richard Nixon y el Senador John Fitzgerald Kennedy, en un debate político y propagandístico a través de la televisión.  Apareció un nuevo  elemento: el lenguaje corporal.

Ahí empezó la propaganda a través de la televisión se celebró un debate, que se llamaría El Gran Debate  sería el primer debate televisado, los candidatos empezaron a darse cuenta de que tenían que centrarse en su imagen visual, no sólo la verbal.

 

Más de 50 años después, los candidatos a la presidencia reciben una exhaustiva preparación para que su imagen mediática; los votantes pueden  observar cada movimiento de los candidatos y escrutarlos al límite, pero la gestión de su imagen es una labor para profesionales.

 

La imagen del candidato

 

La imagen tiene un peso enorme en el mensaje político y cada vez hay más asesores de imagen y comunicación, ya que sabemos que el 93% de la información que nos llega es visual. La comunicación de la imagen debe influir  en el  votante, en sus ideales, sus emociones y sus valores. Si la imagen es coherente con los mensajes y la comunicación, se produce la confianza y consigue que los votantes depositen su voto.

 

 

 

 

 

 

SOBRE LA VANIDAD

 

  

  

 

 

Como dejó escrito Honoré de Balzac: Hay que dejar la vanidad a los que no tienen otra cosa que exhibir.

 

La vanidad es también arrogancia y es una doctrina con muchos adeptos que aumenta en estos tiempos  debido a la gran influencia de Internet y las redes sociales.

En mi opinión,   el ministro  Yanis Varufakis debe tener muchas  otras cosas que mostrar  o exhibir a su país y a Europa que su magnífico piso, un ático con terraza  frente a la Acrópolis ateniense;  así como su maravillosa moto la cual conduce por la ciudad con el casco colgado de su brazo.
Cuando uno es ministro de un gobierno,  hay que procurar ser lo menos vanidoso y lo más discreto y sencillo posible. 
El ministro griego Yanis Varufakis ha vuelto a ser imprudente y ha demostrado de nuevo su arrogancia y su afán de protagonismo en los posados cual famoso del "cutre lux" en la revista francesa Paris Match  y que el diario ABC ha publicado en nuestro país. También las fotos aparecen publicadas en  Internet.

 

Ha dado una mala imagen de él y de su país; eso no es elegante, es  más bien hortera y demuestra chulería.


(Parece que está muy arrepentido de ello pero eso se valora antes señor ministro de Finanzas).

 

La vanidad es traicionera,  nos lleva a considerarnos superiores y a mostrar ante el mundo nuestros logros.

 

Con todo respeto señor Varufakis un poco de humildad y discreción no le vendría nada mal.

 

 

Marta González-Peláez 

17 de marzo de 2015

 

 

 

 

¿Tiene importancia  la forma de vestir en el mundo de  la política, de los negocios y en otro ámbitos?

 

Estos días estamos viendo que algunos de los  dirigentes griegos elegidos en las urnas el pasado 25 de enero de 2015,    han cambiado  su forma de vestir.

Cuando se  ostenta la representación de un  país,   deben asumirse una serie de normas y lenguajes pues al fin y al cabo el vestido es una forma de comunicar y  es la proyección de la imagen, de los pensamientos  y de los  sentimientos.

El Ministro griego de Finanzas  señor Yanis Varoufakis,  viste de una forma “especial”, con un  estilo poco adecuado para asistir a reuniones de  alto nivel como las que ha mantenido la semana pasada en distintos países europeos y con dirigentes de las más altas instituciones.

Vestía vaqueros negros, zapatos estilo deportivo, camisa azul y chaqueta de piel encerada,  más propia para un fin de semana en el campo y que además le estaba grande. El señor Varoufakis forma parte  de un gobierno  y representa a su país allá donde vaya; vestir un traje de corte británico  o corte italiano no cuesta más dinero que un conjunto sport como el que lucía él.  La austeridad y la sobriedad  no están reñidas con el saber  hacer y estar.

El señor  Varoufakis está causando furor; algunas y algunos  opinan que es un hombre  muy atractivo  con mucho sex appeal, él se percata de ello  y lo utiliza a la perfección.

Recuerdo cuando al  presidente Evo Morales (considerado en Iberoamérica  un sex appeal)  recién llegado a la presidencia de Bolivia,   realizó una tournée por Europa vistiendo un jersey a rayas que incluso una marca copió y de la que  se vendieron  miles de unidades  en su momento. Enseguida  entendió el presidente  Morales que no podía ir  vestido así para sus reuniones internacionales y le  encargó unos trajes  a una  couturier boliviana con tienda en Paris y Nueva York que  realizó unos diseños exclusivos para él. Si bien es cierto  que nunca lleva corbata, viste un traje que tanto en calidad de tejido como en la  forma    le sienta bien y se nota que está hecho a medida.

 Nuestra vestimenta habla de nosotros y debe ser  la adecuada      en función de la situación y digo debe,   porque  poder podemos ir vestidos de cualquier forma pero no debemos.

La forma de vestir es importante… pues como decía mi abuelo, un enamorado  del estilo francés y que era  impecable en el vestir y en las formas: “Buen porte y buenos modales abren puertas principales”.

 

 

Marta González-Peláez

 

 

 

 

 

IMAGEN

 

La forma de comunicarnos con nuestro entorno, con los demás.

 

La percibida

La real

La deseada

 

 

 

 

ESTILO

 

Del latín stilus asociado a la apariencia, estética. También ligado al arte pictorico, musical y  arquitectónico

 

Cada persona tiene su estilo... y a veces hay que ayudar a encontrarlo. Cada epoca tiene su estilo pictorico, musical y arquitectónico.

 

 

 

BUFFET DE INICIATIVAS DE COMUNICACIÓ-N  |  marconta@marcontacomunicacion.es
Google